Ayer tocamos en el Hotel Silken Puerta de América de Madrid en la boda de Ricardo y Natalia.
Como maestro de ceremonias, Francisco Ruiz, al que conocemos hace muchos años y es un grandísimo profesional.

Fue una ceremonia civil especial, ya que también cantó Raquel. No sabemos porqué, pero se asocia la soprano a las ceremonias religiosas, cuando en las civiles también da un toque maravilloso. Cantó Memory, La vida es bella, Hasta mi final, Por ti volaré y el Aleluya de Leonard Cohen.

Agradecidos hasta el infinito por la confianza absoluta que Ricardo depositó en nosotros dejándonos escoger todo el repertorio, tanto de la ceremonia como del cóctel.

Musica ceremonia civil, soprano, violines

Comparte!

Deja un comentario