Ayer por la tarde tocamos en la Parroquia Asunción de Nuestra Señora de Chinchón, Madrid, en la boda de María y Jonathan.
Preciosas vistas a la plaza, preciosa iglesia con un maravilloso cuadro de Goya, “Asunción de la Virgen”, en el retablo del altar.

Por la mañana habíamos estado en Los Navalucillos, Toledo. Ya conocíamos el pueblo tras haber tocado en dos ocasiones en bodas religiosas. Esta vez fue en una ceremonia civil muy especial, ya que los novios, Laura e Ignacio, la celebraron en un centro cultural, nos situaron en el escenario y adornaron con velas y flores la mesa donde estaba el oficiante.
Quedó preciosa. En ambas bodas escogieron un repertorio muy bonito y adecuado.

Agradecidos a estas dos parejas por su simpatía, amabilidad y por la puntualidad en sus entradas que siempre hace que la boda vaya mejor, más organizada y tranquila.

Fue un día lleno de sol en el cielo y soles de personas.
Boda religiosa, boda civil

Comparte!

Deja un comentario