Compartimos con vosotros un fragmento del tema principal de “La vida es bella” en una adaptación para soprano, violín y violonchelo realizada por Emilio Ozáez.

Y es que, como cuenta la película, por muy duras que sean las circunstancias externas, siempre que seamos capaces de crear una realidad paralela llena de optimismo e imaginación, la vida será bella.
Todo está dentro de uno mismo, y lo de fuera acaba siendo reflejo de nuestras emociones.

Así que… ¡a crear y recrear belleza y alegría imaginando lo mejor para nuestra vida y la de los que nos rodean!

¡Feliz semana!

Comparte!

Deja un comentario