Tocamos con frecuencia en la Iglesia del Santísimo Sacramento (sacramentinos), en Madrid.
Es una iglesia moderna que fue proyectada en los años 60 por el arquitecto José María de la Vega Samper.

El techo de la nave central da la sensación de estar hecho de papel, como si fuera una construcción de papiroflexia japonesa a gran escala pero con la misma sutileza, con el mismo misterio y delicadeza que transmiten esas figuras de papel.

Estuvimos por la mañana en la boda de Elena y Nacho, y por la tarde en la de Rosa y Jaime, ambas ceremonias oficiadas por Jose Antonio, un sacerdote que transmite paz.

En la calle, un día radiante. En el altar, luz tamizada, mágica.
Música y luz mezclándose, resonando a la par en un viaje de ida y vuelta con los sentimientos.

Os mostramos cuatro piezas con soprano que interpretamos ese día: Aleluya de Händel, Ave Verum de Mozart, Ave María de Scubert y La vida es bella.

soprano, violin, violonchelo, boda

Comparte!

Deja un comentario