Las ceremonias civiles pueden ser muy creativas.

En ocasiones se añaden arras al rito del matrimonio, otras veces se realizan la ceremonia de las velas o de la arena. Lecturas de poemas o de textos de familiares o amigos relatando anécdotas sobre la vida de los novios, o lecturas llenas de humor, como aquella en la que un invitado salió con un papel larguíiiisimo que arrastraba por el suelo haciendo broma con la duración de su lectura

Hay una estructura siempre fija: lectura de los artículos del código civil, rito del matrimonio y firmas, pero sobre eso, mucha libertad para personalizar la ceremonia.

En la boda del sábado pasado, Mónica, la novia, tuvo una idea preciosa: que interpretáramos una pieza a nuestra elección justo antes de las firmas a modo de concierto.
Tocamos “Leyendas de pasión” y fue un momento muy bonito en el que la música tomó relevancia, un espacio de tiempo para sentir sin palabras, para que cada cual conectara con su propia emoción en esa noche en la que el amor entre Mónica y Ángel Luis fue el protagonista…

Boda civil, musica, ceremonia

Restaurante La Portada de Mediodía. Torrecaballeros, Segovia.

31 de Octubre de 2015

Comparte!

Deja un comentario